15 de febrero de 2018

This War of Mine



Hola a todos, jugones.

Esta semana, y tras terminar mi cuarta campaña consecutiva, vamos a ver que es lo que puede no gustaros de este juegazo.

Para el que no lo sepa, si es que aún queda alguien, estamos ante un juego de alto poder narrativo y gran contenido temático mezclado con gestión de acciones y recursos, y que nos mete en el papel de de unos civiles supervivientes en medio de una guerra. Basado en el videojuego del mismo nombre, y que no he probado, parece ser que recrea con bastante fidelidad el videojuego, con las salvedades del cambio de plataforma.
La copia que tengo es la de kickstarter en español, con lo que hay parte del contenido que no estará en la versión en tiendas.

Lo primero que me llamó la atención es que la caja es estándar, tanto de dimensiones en planta como en altura. Y me llamó la atención porque cada vez hay más y más juegos con cajas de tamaños raros, con alturas desorbitadas y llenas de aire. Lo del aire en este juego no es problema, porque va bastante lleno, y poder colocarlo en las estanterías sin mucha dificultad es de agradecer.

Es un juego que me ha encantado pese a no ser mucho de mi pelo, y las pegas que puedo ponerle van casi todas encaminadas a la mecánica y desarrollo del juego. Más allá de la mecánica y el desarrollo la mayor pega es el reglamento, no tanto porque haya muchas cosas sin explicar, que no es el caso, sino por el sistema elegido para presentar las reglas. Queriendo hacer el comienzo sencillo han creado un librillo de reglas con el que puedes empezar a jugar en casi nada de tiempo, pero que deja muchas cosas sin explicar, porque esas cosas están metidas dentro del libro de scripts dispersas entre los scripts. Personalmente habría preferido que las reglas de dentro del libro de scripts estuvieran en un segundo librillo similar al diario inicial, y donde también se metieran las FAQs.

Os he hablado del libro de scripts, que es un libro de transfondos que le meten mucho chrome al juego, y que hace que el juego sea muy dependiente del idioma, aunque eso se ha solucionado al tener versión en nuestro idioma.

En cuanto a los mayores problemas del juego, estas vienen por la parte mecánica y de desarrollo del juego. 
Por un lado es un juego tremendamente azaroso y caótico. Hay azar en las cartas que robas, y se roban muchas muchas muchas cartas de un montón de mazos distintos, pero es que además tenemos los dados para el combate y el malvado dado negro que nos permite coger materiales, búsquedas raras, etc... con lo que una partida puede ser una consecuencia de mala suerte que haga que tus chicos palmen en apenas dos días de campaña.
En cuanto a las cartas estamos en la misma, caos y azar a raudales. Tienes mazos de incursiones que te pueden destrozar, tienes eventos que te pueden quitar todo lo conseguido, tienes búsquedas en las que vuelves con las manos vacías, tienes localizaciones que te pueden servir para verlas y poco más, ... y así con otro montón de mazos que hacen que la partida vaya en una montaña rusa de suerte que se liga a una montaña rusa de euforia o cabreo en quien lo juega.
Tiene, además, un montón de barajeo de mazos, búsqueda de scripts, traspaso de fichas, ... que a la postre cortan el ritmo de la partida, y que en ciertos momentos puede hacer que resulte muy pesado de desarrollar.
La combinación de azar con cortes de ritmo de partida hace que se pierda en momentos ese ambiente que tanto han elaborado, y que venga a una de las mayores pegas que se escuchan: el juego es el que juega y tu eres casi un mero espectador.
No creo que esto sea así completamente, pero es verdad que hay momentos en que es así como te sientes, ya que la parte que controlas (acciones de personajes) te hace generar recursos que puedes perder en una sola carta o una incursión mala. 
Entiendo que todo esto va encaminado a crear sensaciones de agobio, incertidumbre, nerviosismo o similares que van con la esencia del juego, y lo consigue, pero va en detrimento del control del juego, llevando el concepto de "adaptación a lo que salga" hasta extremos, en momentos, inasumibles.

Mi segunda mayor pega al juego es el número de jugadores. En la caja da un rango de 1 a 6 jugadores con un sistema que personalmente me parece poco elegante y falso. Este juego es claramente un juego en solitario, y como mucho mucho para dos jugadores. Hacer que los jugadores se vayan pasando el libro y que las decisiones se tomen en común pero dejando al líder la última palabra es un parche para aumentar ficticiamente el rango de jugadores. Entiendo que es una estratagema comercial, ya que imagino que sacar este kickstarter y decir que es un solitario haría que el número de backers no hubiera sido el mismo, pero comprarte el juego con idea de jugarlo con tu grupo y encontrarte esto debe dar bastante cabreo, por mucho que te gusten los cooperativos.

Por lo demás no hay mucho más que criticarle, al menos por mi parte. Reconozco que me ha enganchado y ya he probado alguna de las expansiones que matizan algunos aspectos de la campaña, y me están gustando, porque añaden detalles que, sin cambiar mucho el juego, le añaden variabilidad. Y además de estas expansiones también trae escenarios con muy buena pinta, por lo que, si consigues pasar las salvedades que he mencionado arriba, la rejugabilidad está garantizada.

Nos leemos

1 comentario:

  1. Hola. Me he topetado cln tu blog buscando info del "Fauna" y como me gustó seguí leyendo.
    Solo decir que el juego de mesa no lo probé, pero el videojuego sí y es una verdadera obra de arte. Más agobiante que uno de zombies.
    Este "This War of Mine" es totalmente rejugable. No sabía que hubiese juego de mesa. Se va de cabeza a la lista de deseos.
    Ub saludo y te vas a favoritos.

    ResponderEliminar