15 de julio de 2012

CAYLUS



Perdón por el retraso.
Esta semana vamos a por uno de los pocos grandes juegos de mi colección que no he destripado aún. 
Y la verdad es que mi relación con este juego ha sido tortuosa. Me lo regalaron en un cumple, y ni corto ni perezoso, vi la portada y lo cambié por un Cleopatra y la sociedad de arquitectos, que la verdad, es mucho más vistoso, pero que ya no está en mi colección. Las típicas burradas que se hacen al empezar en esto.
Luego, a base de oír alabanzas, me lo hice en P&P, y flipé. Tanto que me lo pillé, y no descansé hasta que pude tunear las horribles monedas que trae. Pero admitámoslo, sin haber visto la redición actual, es uno de los juegos más feos del mercado, tanto la caja como el tablero.
La edición que tengo es la de Edge en español.

Resumen: Pues somos constructores del castillo, y para poder ejecutarlo, lo primero que haremos será expandir el poblacho actual, con cuatro muertos de hambre en tenderetes, hasta transformarlo en una urbe con su especulación y su trapicheo, aunque conociendo al preboste, lo de el mangoneo era algo que ya les venía tocando.
Es abstracto, si, pero el rollito del castillo y demás pues hace que no sea tanto, aunque cualquier tema de construir lo que sea le vendría bien.
La mecánica esencial es la colocación de trabajadores, pagando monedas por ello, para obtener recursos con los que expandir la ciudad y/o construir el castillo. Todo ello sin perder de vista al corrupto ayudante del alguacil, y con un constante tráfico de favores. Vamos, que lo ambiento en la costa del sol y me sale redondo.
Precio/Componentes: En aquellos inicios jueguiles una cosa tenía clara, y es que Edge era más cara que Devir, pero con más calidad de componentes. Con este juego me tuve que callar. Precio razonable para lo que trae, y barato si tienes en cuenta el juegazo que te llevas. Tienes un montón de losetas de edificios, un montonazo de cubitos, aunque pequeños, para los recursos, un juego de marcadores de madera de cada jugador con cilindros, casitas y discos, un tablero de grosor decente y más feo que ayudar a un viejo que se ha caído para luego empujarle otra vez, unas monedas de cartón horribles y que encima tienen un montón de uso, y una caja ilustrada por algún amante del editor, al que espero que despidieran por ello. Vamos, que servido de componentes va, y te sale por unos 30 y tantos, lo que parece razonable.
Aún así, la caja debe tener como un 40% de aire, así a ojo. Con ello se demuestra que hasta el aire se ve afectado por la subida de la vida, ya que en los juegos actuales es mucho más caro, y si me lo preguntáis, de peor calidad, que el del Caylus huele a ambientador de pino, de los que vendían en las gasolineras al lado del CD de Camela (redios, invertir dinero para que sacaran discos. La vida es así).
Componentes: A nivel de calidad, lo peor con mucho son las monedas. Son tirando a pequeñas, y muy finas para un elemento con tanto uso, lo que hace que a las pocas partidas se empiecen a estropear. yo las he cambiado por unas del AoE III, y no veas la diferencia, así que imagino que con las que sacaron adrede debe ser la leche. Las losetas y el tablero no son un alarde de grosor, pero es bastante aceptable.
Personalmente me hubieran gustado unos cubitos algo mayores, ya que son bastante incómodos de manejar, pero por el precio total me parecen correctos. Además, no me gusta la elección de cilindros para los trabajadores, y menos siendo tan estrechos de base. Hubiera preferido algo más acampanado.
Número de jugadores: Pues un amplio margen, desde 2 a 5, pero muy engañoso, al menos para mi gusto. Puedes probar el juego a 2 o 3, y pillártelo loco de contento por tener un juegazo que sirva para 5, y en tu primera partida a 5 pensar que juegas a otra cosa.
Y es que creo que este juego escala francamente mal. Es, en mi opinión, un juego de 2 o 3 personas, donde todo es controlable, donde se puede planear, donde montar tu estrategia, en definitiva, donde explotar las virtudes asociadas a un juego sin azar en su mecánica. Con 4 o 5 el juego es muy caótico, donde más que jugar a una estrategia, te adaptas a lo que te dejan, y donde los primeros turnos, la mitad de tus curritos tienen que pedir vacaciones por no tener sitio donde colocarse.
Reglamento: Muy claro y con muchos ejemplos, pero por favor, si me vais a meter una caja del tamaño del Agrícola, tanto costaba sacar un reglamento en tamaño folio y con unas letras que se puedan leer a más de 10 cm. de la nariz. ¡No me digáis que no es para matarlos! Una de dos, o en un principio la caja era menor, o dejaron el reglamento para el final y tenían que reducir costes de papel (lo menos 2 céntimos por juego, como para rescatar a San Marino).
Por lo demás, pues se entiende bastante bien, aunque tanta página puede asustar un poco, luego el juego es más sencillo de jugar de lo que parece (digo jugar, no controlar)
Interacción: Indirecta, pero muy alta. Indirecta en su mayor parte, ya que se trata de colocar tus curris antes que los demás, de llegar el primero al castillo, de coger los recursos sin que te tapen el edificio,... de ese tipo de interacción, pero al jugarlos todos sobre un tablero común, que al principio tiene pocos lugares, pues es muy fácil el puteillo.
Luego tenemos la figura del preboste, que es como el Darth Vader de os juegos, un elemento de puteo de libro, de como meter interacción directa en un euro sin enfrentamiento, con sutileza. Una jodía fichita blanca que todos pueden sobornar para que se mueva y hacer que ciertos edificios no se activen, quedándote con cara de tonto después de haber pagado por colocar tu curri, y si sale al pelo, hasta haber dado un punto a algún rival. ¡Que malignidad!
Mecánica: Lo suyo es que dejara esta sección en blanco. Si, es casi el euro perfecto, y quizás sea esta su única pega, es el EURO de libro.
No hay nada de azar, por lo que la rejugabilidad adolece de que jugones experimentados tiendan a repetir su táctica favorita si les dejan. Los combos que se te ocurran casi los vas a poder hacer sin problemas en todas las partidas, la que todos los edificios están disponibles. A lo mejor se te adelantan y alguien construye ese edificio, pero lo vas a poder usar sin problemas. Esa ausencia de azar hace que el juego sea una demostración de experiencia y/o facultades, con lo que a los novatos Vs jugones no hay quien los salve. Pero claro, si lo que buscas es control, pues este es tu juego.
Es un quemacerebros desde el minuto 1 al final, sin tregua, donde cometer errores se paga caro, y es algo que suele ser normal al principio. Crea, por ello, un ambiente sin mucha charla, sin amiguismos, concentración pura, lo que a muchos jugadores no les gustará en absoluto, ya que es fácil, y así debe ser, lo de planear varios turnos vista, ya que el juego está pensado para ello.
Si eres un euro gamer, te gustará mucho, aunque no sea fácil de controlar en las primeras partidas. Para todos los demás tipos de jugadores, algo no les gustará seguro (nada de azar, abstracto, serio, quemacerebros, mucha AP, poca socialización a su alrededor...), ya que es demasiado euro. No es un juego para todos los días, ya que puede dar hasta pereza ponerse con él, pero bien dosificado es indispensable en cualquier ludoteca.
Duración: Alrededor de 30 minutos por jugador, por lo que jugado a su número ideal, estamos hablando de entre una hora y hora y media, lo que lo mete en un margen temporal prefecto, para mi gusto. Y gracias a que no dura más te quedan ganas de repetir, lo que es otra razón más para no jugarlo ni a 4 ni a 5.
Pero claro, esto es en teoría, ya que este es el juego AP por excelencia, ya que un juego, con tantas opciones, y en el que puedes planear tus turnos posteriores, donde los errores se pagan caros, y donde es fácil equivocarse, te puedes quedar enganchado, a falta de una colleja para reaccionar. 
Es normal, a un amigo de un conocido le pasó, que te estalle el cerebro. O eso era en Scaners....
Preparación y transcurso: Pues cuenta con 10 o 15 minutos para preparar la partida, según como lo lleves ordenado. Pero vamos, que un mínimo de despliegue, colocar los edificios neutrales, separar en tipos los edificios a construir, dar a cada uno sus recursos y monedas iniciales, y todo lo de su color...., bueno, a lo mejor entre 5 y 10 minutos, pero no regateo más.
Durante la partida el mayor rollo es ser el banquero, ya que el trasiego de monedas es constante. Aconsejo que cada jugador tenga a su disposición una pequeña reserva de la que coger y dejar para no cansar a nadie.
En mesa ocupa un espacio medio, un poco más del hueco del tablero, con lo que no es mucho. Cabe en cualquier mesa de café, para que os hagáis una idea.
Curva de aprendizaje: Ya he dicho que es difícil de controlar, aunque la mecánica básica es fácil, pero aún y con todo, no creo que sea de los más difíciles de jugar. Es cuestión de calcular rápido, planificar con tiempo y estar atento y concentrado, pero no más. Por ello, creo que es de una complejidad media tirando a alta. Está claro que en un enfrenamiento entre diferentes cantidades de experiencia ganará casi siempre, por no decir siempre, el experimentado, pero no se necesitan muchas partidas para jugar a buen nivel, y sólo una para saber cómo se juega. Por ello, aunque no lo considero apropiado para iniciar, creo que es perfecto para terminar de enganchar a proto jugones.
Lo que si es cierto es que, en las primeras partidas, y con tantas opciones abiertas, es normal sentirse abrumado y cometer errores, pero poco más.
Expansiones: Para el juego en si sólo está la loseta del joyero, que ni la tengo ni la he visto, así que no os puedo comentar. Existe alguna adaptación libre para poder jugarlo en solitario, pero tampoco la he probado.
Además, como casi todo juegazo que se precie, tiene una secuela de cartas, Caylus Magna Carta, que es de los hermanos menores que más se parecen a los mayores, de las que he probado. ¿Recomendable? Pues tampoco mucho, porque aunque está bien, no es tan buena como el de tablero, no es mucho más reducida de espacio en mesa, y encima no es tan fea. Eso si, caben los dos juegos en la caja del hermano mayor, lo que se llama "me voy a vivir con el chache".
Idioma: El juego está editado en español, pero salvo el reglamento, es totalmente independiente del idioma. Las losetas se explican por iconos, muy sencillos ellos, y casi todo el juego está explicado en el tablero, de una forma más o menos correcta.

Hasta aquí llego, que para ser Domingo y haberme pegado esta mañana una paliza en la bici no está mal.
Estamos ante uno de los grandes de los juegos de mesa, que de haber tenido un aspecto más cuidado desde el principio, habría sido la pera. Aunque pijadas aparte, merece estar en todas las casas, y no tanta pantalla plana. Venga, ahí os quedáis, me voy a ver la tele.

Jodío preboste!

31 comentarios:

  1. Pues te digo por aquí. Nosotros tenemos la 3 edición alemana (la nueva de Edge, pero en alemán), y es por eso que no entendimos tanto revuelo con las monedas. Las nuestras son normales, como las de 7 wonders o así, aunque más pequeñas. Los dibujos más coloridos (no para morir, pero más) y no era tan feo al final. Luego viene con el joyero (básicamente, cambia oro por puntos) y no es que digas: Uala!! menos mal que viene, que si no me muero, pero se agradece.
    Por lo demás, un juegazo como la copa de un pino, grandes partidas y mucho MUCHO puteo con el preboste.
    Y el reglamento nuevo, aunque apaisado, no está tampoco nada mal. Aunque como el nuestro viene en alemán, pues nada XD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar.
      No he visto la nueva edición, pero si había oído lo de que incluía al joyero. No es que sea indispensable, pero si viene incluida pues son de esos talles que se agradecen. Eso, y que hayan arreglado un poco la edición en aspecto visual.

      Eliminar
  2. Lo tengo entre los mejores, recomendable 100% a 3 o 4.
    Sólo comento que para mi todas las partidas son distintas, como cualquier jugador en cualquier turno te coja el edificio, o no te deje coger tal recurso con el preboste, chao, partida distinta al canto, a volver a pensar :)
    E interacción 100%, tanto en ser el más rápido en coger tal recurso o edificio como en mover al cabroncillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribir.
      Si lo de partidas distintas si, lo que comento es mas por repetir combos que te funcionan. Esto es mas normal en grupos cerrados donde suelen jugar los mismos y suelen repetir estrategia que funcione. En un grupo con el que jugué era como ver una película subtitulada, en plan 'ahora construye tal, y con eso y tal edificio empieza meter lotes', y los demás no se preocupaban porque ellos iban a por lo suyo. Algo muy raro.
      Pero coincido, recomendable sin dudarlo.

      Eliminar
  3. Gran juego, yo lo tengo dsd el pasado 28 de junio, q fue mi cumple. Mi chica me regaló la edición Premium, de la que por cierto no dices ná. Y lo digo porq es curioso, en todas tus entradas hablas de las distintas ediciones q hay de un juego pero de éste no.
    Y otra cosa, ¿dices q cabe en una mesa de café? debemos de entender como tal mesitas diferentes, porq en lo q yo llamo mesita de café no cabe ni de coña.
    Toma, hoy estoy quejica, jaja.
    Un saludo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar.
      La verdad es que es un fallo no hablar de la tan laureada edición premium, y que a pesar de algunas criticas de oscura, a mi me gusta mucho como queda. Creo que es una estética que le pega, y encima las monedas eran una pasada.
      Lo de la mesa a lo mejor es que no se llama así, pero me refiero a la típica mesita que se pone delante de los sillones, alargada ella. La mía no es muy grande, pero se cabe bien con el Caylus. Lo mismo la edición chanchi es mas grande.

      Eliminar
  4. Cierto lo que dice Neiban, no comentas nada de la Premium., Para mí, la más fea de todas por oscura y siniestra. Y, además, los cubos lilas se confunden con los marrones.

    Yo tengo la 1ª edición Edge y Pepe la Premium.

    Nosotros le echamos un par de partidas semanales. Siempre a tres. Más las partidas que le juego yo en BGG.

    Mi juego favorito.

    Totalmente de acuerdo en todo lo que dices, excepto en que el reglamento es claro. A mí me parece un auténtico truño. A mí es "lo que no me gusta del Caylus".

    Y sí, lo del preboste es la leche. En la entrevista que le hice ya se le veía el talante:

    http://theblackmeeple.blogspot.com.es/search?q=preboste

    Gran reseña esta que has hecho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir.
      Lo de vuestra predilección por este juego, y su remake el Carson, es ya legendaria en la web. Desde luego, a dos partidas semanales, debéis ser de la gente con mas partidas a cuestas. Como para retraso.

      Lo del reglamento a mi no me parece malo ni poco claro. Lo mismo es que lo leí en un momento de concentración, o que me entro a la primera, pero lo recuerdo muy claro.

      Eliminar
  5. Me meo con el resumen especialmente, pero te ha quedado una entrada genial! (Está claro que todo lo relacionado con este juego, está bien hecho ;P)

    Totalmente de acuerdo en todo, especialmente en el número de jugadores: 2 o 3, no más.

    Me lo voy a tener que llevar a la Señora Casa, que yo tengo la primera edición de Edge con el joyero y las moneditas metálicas, que parten la pana!!!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte.
      Es que este juego es redondo, y mas si no pasas de tres jugadores.

      La ludoteca de la señora casa va a ser de foto, así que como alguien no lleve algo para hacer que los días tengan 34 horas, va a ser difícil jugarlo todo.

      Eliminar
  6. Excelente reseña!

    Sin duda, uno de mis juegos favoritos, el euro quemacerebros por excelencia. Eso sí, yo tengo la edición Premium, y me parece sencillamente preciosa. Sí, es un poco oscura, pero es parte del encanto, no sé si es que algunos jugáis en una cueva o que, pero salvo los cubitos morados (ahí sí os doy la razón que a veces se confunden con los marrones) no he tenido ningún problema. En serio, estéticamente me parece muchísimo más bonita que la antigua, que es muy colorista sí... pero un churro.

    En cuanto a "lo que menos me gusta de... Caylus" es el AP que puede provocar en algunos momentos, pero por lo demás me parece un juego redondo.

    Un saludo! Y enhorabuena por el blog!

    Joan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir.
      Es que este juego es de lo que es difícil sacar cosas malas. Puede que no te guste, porque no sepas lo que dices, pero el juego es redondo. ¿Alguien sabe si este autor ha hecho algo parecido?
      A mi la premium, como ya he dicho, me gusta mucho, y he estado tentado de sustituir la mía, pero no es el momento.

      Eliminar
  7. Yo lo tengo desde hace dos semanas y ya le han caido unas 6 partidas, el juego es brutal y me encanta, lo de que sea feo y eso pues puede, pero ante tanta calidad a la hora de jugarlo ni se nota.

    Buen destripamiento, se ve que te gusta porque apenas le has dado caña!!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar.
      La verdad es que para dos semanas te ha cundido, pero es que te has resistido mucho, que no tener Caylus hasta hace 15 días es de cárcel, o al menos de colleja.
      Si sigues a este ritmo a ti tampoco se te va a poder toser en una partida.

      Eliminar
  8. Juegazo como la copa de un pino, mis argumento es simple: 0% azar y una interacción indirecta alta implementada de manera elegante :D.

    Como habéis dicho algunos son euros que tienen que estar en toda ludoteca, una pena que no pueda jugarlo tanto como me gustaría. Lo que menos me gusta son las monedas y la portada.

    Un saludo

    Pd: El numero perfecto para jugar es tres como dices!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar.
      Veo qu esta vez, salvo el tirón de orejas por olvidarme de la premium, hay consenso en el juego. Mucho eurogamer suelto por la red.

      Eliminar
  9. Un grandísimo juego, pero ya puedes jugar con la mente despejada, porque si no poco prestigio conseguirás. Yo también tengo la edición premium y me parece horrenda, junto con Saint Petersburg, los dos juegos más feos que tengo y eso de que no trajera las monedas metálicas...es inadmisible! Yo lo peor que le veo a este juego es, junto con la imagen, el AP que implica, y que después de todo ese AP, te muevan el preboste y te quedes sin tu super jugada

    ResponderEliminar
  10. Gracias por escribir.
    Es que el AP debe incluir un ratito de pensar en el preboste, en el dinero que tienen los demás para moverlo, de hasta donde llegara, de si ese día se habrá levantado con el pie izquierdo.
    En fin, muchas cosas. Y eso sin tener en cuenta algo que no comente en la reseña, y es el efecto kingmaker que se da con la puntuación vista.

    ResponderEliminar
  11. Totalmente de acuerdo con lo que dice The Black Meeple, para mi la edición Premium es la más fea con diferencia. El juego de por si ya es bastante sesudo, pues con el oscurantimos que le imprime el tablero y los tiles apaga y vámonos. Prefiero con diferencia la primera edición del juego, que por cierto, tremendo juegazo, de lo mejorcito que tengo en mi ludoteca. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar.
      Veo que las diferencias entre unos y otros son solo superficiales, de aspecto y otras pejiguerias, pero coincidimos en que es un juegazo.
      Ahora, que para gustos los colores, porque a mi lo de que sea oscura me gusta, pero es que comparado con la versión que tengo cualquier cosa me gusta mas.

      Eliminar
  12. Es un buen juego, aunque en mi casa no sale mucho a mesa por que es algo durillo. Para mi lo peor de este juego es el tema que está super pegado y además es feo de cojones (tengo la versión antigua).
    Por cierto, buena reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar.
      A mi también me suele dar pereza empezar la partida, y es que estos juegos que te exigen tanta concentración me suelen hacer que me de pereza empezar. Pero luego es desplegar y me pirro por jugarlo, y las experiencia, gane o pierda, me encanta.

      Eliminar
  13. Buena reseña. Uno de mis juegos favoritos. La edición Premium me parece perfecta, incluso el tono oscuro del tablero que muchos critican a mi me gusta (simula jugar a la luz de las velas jejeje).

    Para las monedas, tanto para este juego, como para otros (Puerto Rico por ejemplo) recomiendo los doblones de metal de la tienda www.100doblones.com. Espectacular...

    Saludos

    Manu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar.
      Otro fan de la edición deluxe.

      Esas monedas que comentas las estuve mirando, porque tienen una pinta muy buena y muy buenas criticas, pero tenía mas a mano la opción de las monedas del AoE, y me decidí por esas.

      Eliminar
  14. Yo lo tengo en mente desde hace tiempo...pero es de esos juegos que sé que compraría y no jugaría más de una partida, el tiempo suficiente para espantar a mis amigos y que no volvieran más por casa!

    Este, junto con Troyes, Puerto Rico, Twilight Struggle,etc.. son juegos que me gustaría tener pero que de momento no casan con mi grupo. Una lástima!

    Buena reseña ;)

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribir.
      Pues ya sabes, si en tu grupo no encajan ni Caylus, ni Troyes, ni el TS, ni Puerto Rico, lo único razonable que puedes hacer es cambiar de grupo. ¡Son juegazos!
      No, en serio, desde luego cada uno sabe lo que puede sacar a mesa o no, y lo que es una tontería es pillar juegos para no jugarlos.

      Eliminar
  15. Bueno,

    lo cierto es que despues de leer esta reseña creo que por fin voy a comprarme este juego (de cabeza); desde hace tiempo lo tenia en mente, pero siempre termino comprando algun otro juego que me llama mas la atencion (Estéticamente. Lo sé lo sé, es un error muchas veces).

    Lo cierto es que la estetica para mi cuenta bastante, pero parece que la mecánica es una pasada (muy de mi gusto según he leido). Además, después de la nueva edición de Edge (que no se qué le habra parecido a la gente) supongo y espero que se hayan currado algo más la estéica y esas cosas.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  16. Gracias por la reseña, ya tengo más claro aun donde va acabar este juego estas navidades. un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Juan antonio garcia jugon23 de enero de 2013, 18:48

    Hola.
    Te suelo leer pero nunca escribir. juegazo sin duda. El caso es que corregidme si me equivoco el preboste para dos es dificil de.jugar. me explico. De repente te da pir putear al contrincante y pagaral preboste para fastidiarle la jugada.y no use un edificio. entonces este se.enfada y decide no mover al preboste nunca mas y tu por cabezon tampoco, y asi te tiras dos o tres rondas hasa q por estrategia decides moverle y pagar, porque si no chafa todos los wdificios entre el y el alguacil y no tiene casi sentido ni constriur mas edificios. Quiza es un pique tonto en el q nadie se quiere gastr ni un duro en mover al preboste, pero ya me ha pasado en varias partidas. A vosotros?
    por cierto gran blog, me encanta q analices tantos aspectos y sobre todo saques pegas a juegazos. un saludo y gracias por tu trabajo

    ResponderEliminar
  19. Perdón a todos por teneros tan abandonados.

    BlackMagicArt, es una compra obligada, incluso con la estética antigua. Ahora, con unas moneditas metálicas ya el juego es una pasada. Gran compra.

    Evans seroons, espero que lo disfrutes mucho, al menos como yo las pocas veces que lo juego.

    Almu, espero que hayas eliminado el mensaje por otra cosa que no sea el que no te haya podido contestar. De verdad que no encuentro un minuto libre.

    Juan antonio, es verdad que el preboste no es tan determinante a dos, o no me lo parece, pero leyéndote creo que algo jugáis mal: ten en cuenta que, al final de cada turno, el preboste termina el turno si o si en la casilla del alguacil, no es una ficha que vaya independiente. Lo único es que, su posición, marca el mayor o menosr ritmo de avance del alguacil, pero siempre empieza cada turno en la misma casilla.

    ResponderEliminar