12 de abril de 2012

NEUROSHIMA HEX


Buena semana a todos:
Esta semana vamos con uno de esos grandes juegos, que por alguna razón no son tan nombrados como otros, pero que se merece un sitio en el top de toda ludoteca.
Neuroshima Hex es eso, una ciudad llamada Neuroshima en plan rollo post apocalíptico, basado en un juego de rol que no he tenido el placer de conocer, y por otra parte Hex, porque el tablero y las fichas son hexágonos. Con esos alicientes, ejércitos temáticos se zumba la banana en poco rato, así que déjate de diplomacias.
La edición que tengo es la primera de Portal en inglés-alemán, pero está publicado en español por Homoludicus.

Resumen: Pues poco más que lo dicho. Estamos en una ciudad hexagonada, como hay cienes en la Mancha, donde cuatro ejércitos con habilidades diferentes se dan estopa para ser los único supervivientes, en un tablero del tamaño de un CD, con lo que es inevitable el roce. La verdad es que las características propias de cada ejército le dan un saborcillo temático, que unido a la incontable cantidad de ejércitos amateur que hay por ahí, sea aún más temático. Los ejércitos tienen también características comunes, como que haya dos tipos de ataque: cuerpo a cuerpo y a distancia, y todo ello resumido en pequeños hexes a base de símbolos.
Precio/Componentes: Pues es un juego caro lo mires por donde lo mires, salvo que pilles una ofertaza. Lo normal es que esté por más de 30 euros, lo cual es una pasada para o que trae el juego. El listado de componentes: un tablero del tamaño de un A3, y que sobra más de la mitad, 4 ejércitos que son un puñado de hexes de cartón tirando a fino, y unos pequeños contadores de herida (cuando digo pequeños es que son pequeños). Y lo más importante, como vienen cuatro ejércitos, pues la caja trae cuatro burradas de aire, una para cada ejército con las habilidades de cada uno. Así, tienes un montón de aire con más ataque a distancia, un puñado de aire con más ataque cuerpo a cuerpo, una palancana de aire que se mueve con más facilidad y otro trozo de aire para los demás. Te digo que he metido en la caja de la expansión Duel todo, y aún así cada ejército tiene su parte de aire como para que no saques el juego a mesa y aguanten ahí dentro meses. En fin.
Componentes: Pues lo único que se libra es el tablero, que no es que sea un alarde de materiales, pero al menos, aunque excesivo de tamaño, es correcto. Se supone que el espacio que sobra es para jugar escenarios que se aprovechan si te haces con la expansión Babel 13 (otros 25 €).
El resto de componentes, pues para echarse a llorar, sobre todo al abrir la caja. En mi caso el juego viene de una mathtrade, y así parece que duele menos, pero es consolarse porque sí. Autoengaño lo llaman. Los hexes de los ejércitos son de un grosor escaso, lo marcadores de herida son de un grosor escaso, y hasta el aire de la caja es de grosor escaso, algo parecido a las burbujas del agua de Vichy (muy finas ellas)
Las ilustraciones del tablero son una pasada, eso sí, y las de los ejércitos pues no están mal para el tamaño que tienen. Es por verle algo bueno. Bueno, también tiene de bueno que al no tener cartas te ahorras las fundas.
Número de jugadores: Se supone que tiene el clásico rango de dos a cuatro jugadores, pero es que este juego es de dos, si o si. Es un enfrentamiento, donde debes controlar las iniciativas de las distintas fichas, las direcciones de los ataques, calibrar el momento de provocar el ataque, y sin olvidar que tu objetivo es eliminar el cuartel enemigo. Para todo esto se requiere algo de control sobre el tablero, y eso es muy difícil con tres, e imposible con cuatro. Con cuatro es un caos, pero más de lo que os podáis imaginar, donde el juego queda reducido a coloco ficha, y con suerte, al final sacaré algo, porque de que me vuelva el turno, habrá pasado de todo. Así que mi pregunta es, ¿para que una expansión específica para jugar a dos?¿por qué me la compré antes de probar el juego? Es que es hacer un juego estupendo a dos, ampliar el rango hasta cuatro sabiendo que no funciona igual, y luego sacar una expansión para jugar a dos, cuando lo que hace falta es una expansión que arregle el juego a cuatro. Pero no hay problema, si os juntáis cuatro, dos juegan y dos se entretienen oyendo las anécdotas del aire de la caja, que por el tamaño que tiene seguro que tiene cerebro.
Reglamento: Claro y bien estructurado. el juego es sencillo de mecánicas, y aunque tiene algunos puntos ambiguos, quedan bastante claros. Estos puntos más raros, la forma de comenzar la partida, pues aunque en los turnos normales robas hasta tener tres fichas y te descartas de al menos una, en los primeros turnos no es así, para equilibrar la ventaja de empezar la partida. el otro punto más oscuro es la relación entre la simultaneidad de los ataques combinado con las distintas iniciativas.
Por lo demás, pues las habilidades de cada ejército, para lo cual lo suyo es tener una hoja referencial para cada jugador donde se expliquen los distintos símbolos y lo que hacen los equipos.
Sólo hecho de menos que al final del reglamento hubieran dejado un par de páginas en blanco, para ir acorde con el resto de la caja.
Interacción: Mucha. Que digo mucha, enorme. Que digo enorme, tanta como aire trae la caja. Vamos, que si no te gusta el roce, que si huyes de los enfrentamientos, que si te gustan los solitarios, puede que sólo con que toques la caja te salga una roncha. El juego es eso, una pelea, un puteo constante para terminar en una serie de enfrentamientos donde se aniquilen los jugadores. No apto para ciertos grupos, desde luego, pero perfecto para otros.
Mecánica: Mecánica sencilla que funciona muy bien, con lo que poco puedes sacarle.
Los peores aspectos del juego están claramente reflejados en el sistema de obtención de losetas para colocar, y es que como habréis imaginado, es al azar. De tu montón coges hasta tres, te descartas de una al menos, y las otras las guardas o las colocas. Si las guardas robas menos en el siguiente turno, por lo que casi estás obligado a jugar al menos una. El problema de esta forma de coger es que es normal que todo lo que robes sea una chufa para ese momento de la partida, o que todo lo que robes sea excelente pero estés obligado a descartarte al menos una de esas joyas, y eso puede hacer que te desesperes y acabes palmando. Afortunadamente las partidas son rápidas, con lo que la revancha es rápida.
Otro de los aspectos negativos es que este tipo de juego no es para todo el mundo, pues requiere de bastante concentración de lo que hay en el tablero, de ir viendo, según las iniciativas, la interacción de las distintas fichas de ejército, ya que es normal que cuando empiezas a resolver una batalla haya alguna loseta que no has controlado y te ha desmadrado tu estrategia, sobre todo por los usos de los equipos. 
Y como último punto negativo, al menos para mi, es que hay, debido a la diferencia de habilidades de los ejércitos, algunos emparejamientos que hacen que la partida se descompense. Quizás esto no ocurra si se juega a más de dos, pero me niego. Así ocurre que hay ciertos duelos en que un bando parece estar diseñado para cepillarse a otro. En esto también influye conocer el juego en cuanto a las habilidades del ejército que manejas, para saber adaptar tu juego a lo que tienes entre manos.
Duración: Sobre media hora. Este es quizás uno de los mejores puntos del juego, y es que la duración es perfecta para el tipo de juego que es, los turnos son rápidos y pasan volando. Existe una pequeña posibilidad de AP, pero debido al escaso tamaño del tablero, y que la elección de las losetas es sólo entre tres, tampoco da para mucho, ya que es más o menos obvio cual es la mejor opción de colocación, o eso parece a priori antes de ver lo que hace el rival.
Lo malo de esta duración es que este juego se usa como relleno, aunque no creo que lo sea, y que si tienes 90 o 120 minutos prefieras echar otra cosa que varias a este. Yo al menos soy de esos, aunque no quita que las partidas sean siempre dos seguidas para intercambiar ejércitos.
Preparación y transcurso: Poco malo que decir con un juego que se prepara en cinco minutos, se recoge en otros cinco y que durante la partida no requiere ningún trasiego de material, lo que hace que vaya totalmente en consonancia con la duración del juego.
La preparación es tan sencilla como desplegar el tablero, que cada uno coja sus losetas de ejército, coloca su cuartel general, sientas al aire de la caja al lado para que vea como se juega, y empiezas a zurrarte.
Curva de aprendizaje: Digamos que moderada, pues aunque las reglas son sencillas y la mecánica se coge en dos minutos, saber como jugar según el ejército que te ha tocado, y sobre todo, controlar el tema de las iniciativas de las losetas en el tablero, hace que requiera de algo de experiencia.
En una partida entre jugadores de distinto nivel, lo normal es que el veterano gane, a pesar del azar, ya que este es más determinante cuando el nivel entre ambos jugadores es similar.
No lo considero un juego de iniciación, más bien sería un segundo escalón, pues en las primeras partidas, el montón de fichas en el tablero donde debes controlar quien da a quien, quien actúa antes, quien desaparece antes de que actúe este otro quien. En fin, que puede ser un poco de más.
Expansiones: Pues muchas según la BGG, aunque de las que se encuentran normalmente en tiendas tenemos la Duel, específica para dos jugadores, que incluye dos ejércitos nuevos, un tablero más pequeño y un nuevo sistema de juego que, sin haberlo probado, pinta muy bien. Y la Babel 13, que incluye dos ejércitos nuevos, piezas de terreno para modificar el tablero, escenarios preparados y un modo campaña. Si, me compré la expansión que no debía (tu también te has dado cuenta, no?).
Aparte de esas, hay montones de ejércitos creados por aficionados, y creo recordar que hay una tercera expansión oficial de camino. No sé si lo leí en 5 minutos por juego  o en Cubo Magazine  que son las dos grandes referencias de noticias que sigo.
Idioma: El aire de la caja creo que habla en polaco, pero el resto del juego es independiente del idioma salvo por la reglas, que además, junto con hojas de referencia de los ejércitos del básico, están en español por la web.
Aún así, os recuerdo que ese juego está en español.

Y hasta aquí por hoy.
Si consigues olvidar el precio y el aire no te toca los wikis mientras juegas, es un juegazo que para dos brilla como pocos. 
Quiero destacar lo bien que está hecha la app que tengo para el ipod, con la que te echas una partideja en 15 minutos, y cuya dificultad de la IA no está mal

Nos leemos.

14 comentarios:

  1. (Farko)
    Pero hombre, el aire es para guardar todas las expansiones, otros juegos, tu colección de tacitas chinas y un tocadiscos viejo. No ves que las editoriales piensan en ti?
    Pues es un juego que siempre me llama la atención, pero que nunca cae al final porque... porque no me llaman nada los componentes, sinceramente.
    Una buenísima reseña que me ha hecho plantearme el juego, y es por eso que te odio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar.
      Mi tocadiscos viejo lo tengo como artículo decorativo en el comedor, así que por mi que no dejen espacio.
      El juego es una pasada, y más a dos como he dicho. Es carne de cañón para vosotros, y carne de cañón de P&P, que seguro que hay alguno con buenos diseños.

      Eliminar
  2. Buen análisis como siempre!
    Qué cierto que este juego es para 2. A 3 todavía resiste, pero de 4 en adelante es INFUMABLE! y lo gracioso es que hayan expansiones pa meterle más jugadores. Pa q?
    Por cierto, dato curioso; el ejército amarillo es una puta mierda gordísima en este juego. Asimetría absoluta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte, como siempre.
      Veo que coincidimos en el número de jugadores de este juego, y yo también me pregunto para que meter más jugadores si con los del básico hay demás.
      Aunque claro, si lo piensas, a más jugadores, más aire es necesario para respirar durante la partida, y ya tenemos la justificación para el que trae la caja.

      Eliminar
  3. Muy buena reseña! Este juego la primera vez que lo jugué fue cuando me lo enseñaste, me hice con el y...mereció la pena, pero es demasiado caro, como dices, para los componentes que tiene. Sin duda un vicio, y como las partidas son tan rápidas, revancha obligada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir.
      Me imaginaba que te habría gustado, y más abiendo que sueles jugar a dos. Lo que no sabía es que lo habías pillado.
      Espero que al menos no cometas mi error con las expansiones.

      Eliminar
  4. Que buenaaaaaa!!!!. Da gusto leer una reseña informativa y que además tenga ese toque cínico...
    Imperdible lo del aire polaco y lo de sentar a la caja en una silla para que vea la partida.
    Excelente reseña salvo por un detalle: No haces ninguna referencia a que la puta caja está llena de aire:)
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribir. Que coñe, y gracias por el entusiasmo.
      Siento que haya un punto de la crítica que se me haya olvidado, pero es que creo que lo del aire no es para tanto. No merece la mención. ;)

      Eliminar
  5. Buenas kikaytete,

    Es cierto que el aire molesta mucho pero se perdona si es un buen juego pero leyendo el mega caos que se forma para tres o cuatro jugadores ni siquiera me planteo pillarlo.

    Podría estar bien para dos jugadores como comentas pero supongo que jugarías otra cosa antes.

    Gracias por la información y gran reseña!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribir.
      El aire se lo perdonas si el juego lo merece, pero aun así hay que decirlo, y eso que el juego a dos los merece. Para mi es de las mejores opciones adiós que hay, la verdad.

      Eliminar
  6. (Farko y Fayzah)
    Te hemos otorgado el premio Liebster Blog. Disfrútalo! Un besotote! Y otro más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Acabo de descubrir de que va esto.

      Eliminar
  7. Para Melón con jugón también has ganado una posición especial dentro de nuestro mundo bloguero, con el premio Liebster Blog ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar